jueves, 31 de mayo de 2018

Primer Tanque de Guerra (31 de mayo de 1915)


 “Les compro armamento, les compro aviones, pero no voy a la guerra.”
-Muhammad Ali-
Por Gabriel Macías Nito
La idea de un vehículo “todo terreno” surgió debido a la diversidad de tipos de terreno y a la extensión del vasto imperio ruso. Su creador, Aleksandr Porokhovshchikov, un joven ingeniero de aviación de apenas 23 años, concibió la idea mientras observaba los entrenamientos militares, imagino que los soldados llevaran todo su arsenal en un vehículo blindado y dado que en aquel entonces ya existían las bandas de transportación metálicas, el siguiente paso fue unir las piezas y preparar el primer prototipo.

El 31 de mayo de 1915, se probó el primer modelo del mundo, le llamaron Vezdekhod, en ruso significa “el que va a todas partes”.  Aquel prototipo, no progresó más allá de un modelo debido a problemas en el diseño, sin embargo se convirtió en el punto de partida para perfeccionarlo y llegar a convertirse en uno de los más valiosos instrumentos de guerra, el tanque.

La novedad de este vehículo oruga, fue adaptar esta banda de transportación metálica inventada originalmente por el campesino de la región del Volga Fyodor Blinov, quien en 1878 patentó el “carruaje con vías para transportes de carga tanto en terreno firme como en terreno accidentado”. La evolución en el diseño continuó y la primera serie de tanques más sofisticados fue desarrollada varios meses después en plena Primera Guerra Mundial.

Aquel primer modelo, el Vezdekhod, funcionaba con un motor de gasolina de 10 caballos de fuerza, tenía un cañón en la torre giratoria. Su sistema de “ruedas de oruga” permitía avanzar en fuertes ángulos de inclinación tanto en descenso como en ascenso. El caparazón era resistente a las balas, estaba hecho de varias capas de acero con revestimiento y resistente a las ráfagas de ametralladora, en terreno plano alcanzó hasta los 25k/h.

Independientemente de las deficiencias, del primer modelo, el informe número 4563 especificaba lo siguiente: “Vezdekhod parece ser una idea razonable y práctica. Puede alcanzar una velocidad promedio de 20 k/h, subir una pendiente de 40 grados de inclinación; atravesar una trinchera de tres metros de ancho y un obstáculo vertical de 3 o 4 metros. Superó grandes hoyos y superficies irregulares en todas las pruebas realizadas. El Vezdekhod se conduce fácilmente a gran velocidad y dobla satisfactoriamente. En conclusión, el Vezdekhod atraviesa terrenos y obstáculos intransitables para vehículos convencionales”.



miércoles, 30 de mayo de 2018

Por los huevos de Fabergé (30 de mayo de 1846)


“La perfección no es cosa pequeña, pero está hecha de pequeñas cosas.”
- Miguel Ángel -
Por Gabriel Macías Nito 
veces es imposible contar la historia de Rusia sin sus famosos “huevos”. Todo comenzó en la pascua de 1885. La pascua rusa se celebra con tres besos y el intercambio de huevos de Pascua, esta es una de las fiestas más importante del calendario de la Iglesia ortodoxa rusa.

Aquel año, el zar Alejandro III, siguiendo la tradición, dio tres besos a su esposa, la emperatriz Maria Fyodorovna y le regaló el tradicional huevo. Lo que no sabía el zar, es que su hijo, Nicolás II continuaría regalándoles huevos a su madre y a su esposa cada Domingo de Pascua. Conforme iban trascurriendo los años, este tradicional regalo pascual se fue volviendo cada vez más y más sofisticados, hasta convertirse, además de símbolos perpetuos de la cultura rusa, en piezas de un valor incalculable.

Aquel primer “inocente huevo”, hoy es conocido como el Huevo de Gallina de 1885, fue muy simple. Estaba hecho de oro y con un esmalte exterior blanco para darle al huevo la apariencia de, eso, de huevo. Cuando las dos mitades del huevo se separaban, revelaban una yema de oro que a su vez se abría para revelar una “sorpresa”: una gallina de oro sentada en un nido de paja, también de oro. El huevo recordaba a la patria de la emperatriz, Dinamarca.

El regalo fascino a la emperatriz, y el zar encargó otro huevo al mismo joyero para el año siguiente, solo que esta vez, el regalo fue, digamos, un poco más sofisticado, y la emperatriz quedó aún más agradecida. A partir de entonces el zar encargó a este joyero todos los huevos de Pascua. Alejandro le dio al diseñador gran libertad creativa, solo estableció tres requisitos: que los huevos tenían que ser en forma de huevo; que tenían que contener una sorpresa; y que los diseños no podían repetirse.

En joyero de estos indiscutiblemente preciosos, distinguidos y valiosísimos huevos, fue Karl Gustavovich Fabergé, su nombre con el pasó de los años se volvió marca. Sin duda, la osadía de crear estos extravagantes presentes fue lo que convirtió a este orfebre y joyero, en el más destacado y reconocido de Rusia.

Nació el 30 de mayo de 1846 en San Petersburgo. Cuatro años después de su nacimiento su padre, el joyero Gustav Fabergé, fundó una empresa familiar de joyería. Puso todo su empeño en darle a su hijo una educación excelente. Durante unos años estudió joyería en diversas ciudades europeas. Y en 1872 pasó a ser el responsable de la joyería que fundó su padre. En el año 1882 en la Exposición Panrusa celebrada en Moscú presentó unas elegantes joyas de señoras, por las cuales fue obsequiado con una Medalla de Oro.

El trabajo de Fabergé atrajo la atención del zar Alejandro III, quien, para 1885 encargó el ya citado regalo de pascua a su esposa. Con el paso de los años Fabergé realizó 54 huevos imperiales. Lleno de éxito montó tiendas Fabergé, en Petrogrado, Moscú y Odesa. Ya no solo diseñaba huevos sino joyería que compraban las familias adineradas en los últimos días de la Rusia imperial.

Llegó entonces la Primera Guerra Mundial y Fabergé, lleno de éxito y fortuna, seguía realizando encargos para la familia imperial, la nobleza y la alta burguesía. Sin embargo,  por petición del gobierno zarista, Fabergé, debió transferir todas sus cuentas de bancos extranjeros a los rusos. Cuando los bolcheviques, completamente arruinados por la revolución necesitaron fondos, decomisaron todos los ahorros de los bancos rusos y entre ellos los de Fabergé. Perdió así su gran fortuna. Con grandes dificultades abandonó Rusia en 1918 y Karl Fabergé apenas ganó lo suficiente para sobrevivir los últimos años de su vida.

Y los huevos, que pasó con aquellos 54 huevos llenos de las piedras preciosas más exuberantes del mundo, pues, las obras maestras del joyero fueron puestas en venta por los bolcheviques, el país necesitaba dinero y veía en estos artículos un símbolo del derroche absurdo de la Rusia zarista.

Extranjeros adinerados aprovecharon las gangas y muchos huevos salieron de Rusia. El director de la armería Dmitri Ivanov luchó por cada una de estas piezas únicas, escribió notas rogando no se vendieran los huevos, pero sus suplicas parecían ridículas, en vísperas de la retirada de los diez últimos huevos se suicidó. Fue eso precisamente lo que salvó el resto de la colección, que aún se conserva en los museos del Kremlin.

En el año 1951, los descendientes de Carl Fabergé perdieron todos los derechos sobre la marca. En la actualidad la casa Fabergé sigue vendiendo joyas en sus boutiques de Ginebra, Nueva York, Londres y Hong Kong. Los artículos de Fabergé siempre son demandados y pensar que todo comenzó “Por los huevos de Fabergé”.



martes, 29 de mayo de 2018

Dethrone Miss Universe (29 de mayo de 2002)


“¿Quién se siente desgraciado por no ser rey, sino un rey destronado?

-Blaise Pascal-
Por Gabriel Macías Nito
Oxana Fedorova, es una famosa presentadora de televisión rusa, cantante, actriz, diseñadora de modas, modelo y oficial de policía. En diciembre de 2002, obtuvo su título doctoral en Derecho Civil y fue promovida, inicialmente al rango de Capitán y posteriormente a Mayor de policía. Nació el 17 de diciembre de 1977 en Pskov, Rusia. Actualmente es Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF.

La historia de Oxana podría haber transcurrido como la de una sexy agente de policía, una especie de “Ángel de Charlie” del siglo XXI; o una exitosa abogada. Sin embargo, opto por el mundo del espectáculo. Su ascenso comenzó cuando decidió participar en los concursos de belleza. Fue coronada Miss San Petersburgo en 1999 y Miss Rusia en 2001, pero, debido a sus responsabilidades laborales, se negó a ir al Miss Universo 2001.

Los organizadores del concurso Miss Rusia hicieron todo su esfuerzo y finalmente la convencieron para que participara en la 51º edición de Miss Universo 2002. La final se celebró en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan, Puerto Rico a donde llegaron 75 delegadas procedentes de diversos países y territorios autónomos. La belleza de la rusa Oxana cautivo desde el principio.

Llegó el día de la final, era el 29 de mayo de 2002, Rusia fue la segunda en ser nombrada dentro de las diez finalistas. Fedorova ganó la prueba en traje de baño y vestido de noche con un evidente margen sobre las otras nueve semifinalistas. Así fue avanzando hasta llegar al clímax de la noche, en el escenario solo quedaban Rusia y Panamá. Y se anunció…

…La suplente es… Panamá por lo tanto, Miss Rusia es la nueva Miss Universo, aquella noche del 29 de mayo, Oxana Fedorova se convertía en la primera rusa en ser coronada como la mujer más bella del universo.

Sin embargo, la apretada agenda laboral de Oxana en Rusia, pronto comenzó a provocar problemas con los compromisos que debía cumplir como Miss Universo. 119 días después de su coronación, la organización, que presidía Donald Trump, pidió su renuncia por incumplimiento de sus responsabilidades y la corona le fue retirada. Fedorova pasó de ser la primera rusa en ganar el prestigiado concurso a ser la primera Miss Universo en ser despojada del título.

La sucedió la primera finalista, la panameña Justine Pasek, borrando así el nombre de Fedorova de las listas de Miss Universe.

De regreso a su país, guardó su título de abogada y decidió entrar de lleno al mundo del espectáculo, como animadora, actriz, cantante y modelo. Tiempo después se supo que, que Oxana había aceptado participar en Miss Universo como una experiencia de vida, no creía que ganaría el concurso. Sin embargo, el destino cambió sus planes y quedará, hasta el día de hoy como la primera Miss Universo en ser despojada del título.



lunes, 28 de mayo de 2018

Campeón sin medalla (28 de mayo de 1987)


“De niño siempre quise jugar al fútbol o hockey, pero, por mi estatura, mi madre pensó que la gimnasia sería lo mejor.”
- Alekséi Nemov-
Por Gabriel Macías Nito
Era 23 de agosto de 2004 y los Juegos Olímpicos habían regresado a su lugar de origen, Atenas, Grecia. En una de las competencias más históricas y representativas, la gimnasia, tuvo lugar un suceso que cambió para siempre las estrictas normas de la puntuación en las pruebas de este deporte.

Los protagonistas, de aquella noche fueron Alekséi Nemov, el público y los jueces. Nemov era uno de los mejores gimnastas en aquellos juegos, representaba a Rusia, y llegaba a Atenas 2004 para concluir una exitosa carrera deportiva. En su cuello se habían colocado doce medallas olímpicas, ganadas en Atlanta 96 y Sídney 2000, y varios campeonatos mundiales.

El primer protagonista; Nemov, por sus logros deportivos en competencias anteriores, simpatía y atractivo físico se había ganado al público de todo el mundo. Era apodado “Sexy Alekséi” o “El bello”.

Apareció entonces el público, segundo protagonista. Era la final de la barra fija individual, y la ejecución de Nemov maravilló al público. En cada acrobacia, subían los decibeles del foro. Cuando acabó el ejercicio los aplausos y la ovación eran ensordecedores, el público y el gimnasta habían logrado entrar en verdadero éxtasis.

Entonces llegó la hora del tercer protagonista, los malos de esta historia, los jueces quienes le dieron una puntuación de 9.725, insuficiente para optar a las medallas. El público y Nemov estaban atónitos.

El público, comenzó a protestar, silbar, golpear las butacas produciendo un ruido ensordecedor, e impidiendo que el siguiente gimnasta comenzara su prueba. La protesta se alargó durante seis minutos hasta que los jueces elevaron la nota a 9.762, puntuación que de cualquier forma no le valía a Nemov a las medallas.

El escandalo ya era incontrolable y los jueces no sabían que hacer, hasta que, Nemov subió de la zona de descanso a la pista, agradeció haciendo inclinaciones al público y pidió silencio para que pudiera realizar la ejecución el siguiente participante. El público, ahora le vitoreó por su honradez.

Este suceso, motivó que se revisara el sistema de puntuación en la gimnasia y en 2006 se cambió el método. Nemov, quien no obtuvo medalla aquella noche, nunca criticó a los jueces por lo que sucedió, sin embargo, es recordado por todos los gimnastas contemporáneos a la hora de recibir sus calificaciones y es uno de los gimnastas más queridos en la historia de este deporte.

Alekséi Yúrievich Nemov, es un gimnasta ruso, ganador de varias medallas en Juegos Olímpicos, pero lo que él valora más es haber ganado el cariño del público, nacio el 28 de mayo de 1976. En la actualidad es editor en jefe de la revista “Big Sport”, una de las revistas deportivas más reconocidas en Rusia.


domingo, 27 de mayo de 2018

Primera piedra en San Petesburgo (27 de mayo de 1703)


 “San Petersburgo fue la cabeza de Rusia, Moscú su corazón, Kiev fue la madre.”
- Proverbio ruso-
Por Gabriel Macías Nito
Había una vez, hace muchos siglos, que las lejanas tierras del pantanoso y norteño delta del río Neva estaban habitadas por pequeños pueblos, por siglos, estos actuaron como bastiones militares en una lucha entre rusos y suecos por dominar los mares del norte.
Las tierras a lo largo de esas gélidas aguas habían pertenecido primero a la antigua Rusia, y desde entonces era un importante centro de comercio y artesanía nacional e internacional.

Recién comenzaba el siglo XVII y Rusia se encontraba debilitada por la ausencia de un heredero directo, el delta del río Neva, se convirtió en blanco de una invasión sueca y los vikingos lograron hacerse con el control de la zona, cortando asó, las rutas comerciales de Rusia por el Báltico.

Entonces llegó uno de los más grandes emperadores de Rusia, Pedro I. Entre sus planes estaba abrir Rusia a Europa, pero, para ello necesitaba un puerto y una ciudad que fuera una majestuosa entrada al vasto territorio ruso, una capital portuaria y base naval.

Pedro el Grande estaba decidido a recuperar el acceso al Mar Báltico y establecer vínculos más fuertes con Occidente. Para cumplir con estos objetivos se embarcó en la Guerra del Norte con Suecia y logró recuperar los territorios adyacentes al río Neva.

El 27 de mayo de 1703, tras recuperar las tierras del Neva, se colocó la primera piedra de la fortaleza, que marcó el inicio de la construcción de lo que posteriormente seria la gran capital imperial. El propio Pedro bautizó esta nueva fortaleza como San Pedro en honor al apóstol. Para el zar, el nombre era simbólico, la ciudad llevaba ese nombre porque era Pedro el que había colocado la primera piedra de la iglesia.

En 1712 se produjo el nombramiento oficial de San Petesburgo como la capital del imperio en detrimento de Moscú, lo que obligó a la creación de una planificación urbana esplendorosa.

San Petersburgo experimentó cambios sorprendentes en sus primeros años, y, de ser un pantano apenas poblado, paso a ser la más hermosa ciudad rusa. Originalmente, la ciudad no tenía puentes, y la gente tenía que ser transportada en barco entre las orillas, lo que le dio a San Petersburgo su apodo de “la Venecia del Norte”.

En 1914 Nicolás II cambió la denominación alemana de San Petersburgo por la denominación rusa Petrogrado. Tras la Revolución bolchevique, en 1918, la capital se trasladó a Moscú, y cuando en 1924 murió Lenin, en su honor, Petrogrado cambió su nombre a Leningrado. Tras el final de la Unión Soviética, en 1991, la ciudad recuperó su antiguo nombre.

El centro histórico y el conjunto monumental anexo fueron declarados Patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1990.



sábado, 26 de mayo de 2018

Inicia el "enfriamiento" (26 de mayo de 1972)


 “La política es más peligrosa que la guerra, porque en la guerra sólo se muere una vez.”
- Winston Churchill-
Por Gabriel Macías Nito
La Segunda Guerra Mundial, en el frente europeo finalizó tras la rendición de la Alemania Nacionalsocialista el 8 de mayo de 1945, algunos meses después concluyó en el frente del pacífico, Japón capituló el 14 de agosto del mismo año tras las detonaciones atómicas.

Tras el final de esta Guerra Mundial el mundo comenzó a vivir un cambio espectacular en las relaciones internacionales. Fue determinante para dejar en un segundo plano a las hasta entonces potencias; Alemania, Japón, Gran Bretaña o Francia. A medida que estos países dejaron de ser potencias económicas, políticas y militares, dos nuevas superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, ocuparon su puesto.

Las políticas de estas dos superpotencias dominaron las relaciones internacionales y el equilibrio de poder mundial de los siguientes 45 años, comenzó entonces “La guerra Fría”. Nunca se produjo un enfrentamiento militar directo entre ambas superpotencias, pero surgieron intensas luchas económicas y diplomáticas.

Al comenzar los años setenta, el desarrollo de armamento había llegado a un punto donde cualquier conflicto entre las dos naciones podría haber llevado a la destrucción no solo de los dos oponentes, sino a todos los seres vivos del planeta. La carrera de armamentos nucleares entre los Estados Unidos y la Unión Soviética se convirtió en el principal atributo de la Guerra Fría.

Conscientes del poder de destrucción que ambas potencias tenían, el 26 de mayo de 1972, los Estados Unidos y la Unión Soviética firmaron el primer Tratado de limitación de armas estratégicas. También conocido como SALT-I, fue el primero de su tipo e incluyó un acuerdo temporal sobre ciertas medidas con respecto a la limitación de armas estratégicas ofensivas.

El SALT-I fue seguido por otro tratado, que se centró en la reducción de las fuerzas estratégicas de todas las categorías de vehículos de reparto en ambas potencias. Llamado SALT-II, fue firmado el 18 de junio de 1979, pero nunca fue formalmente ratificado por el Senado de los Estados Unidos.

Ambos acuerdos dieron lugar al Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START), que llevó a la destrucción de, aproximadamente el 80% de todas las armas nucleares estratégicas que existían en ese momento.

Este progreso significativo redujo el riesgo de una guerra nuclear, aliviando considerablemente las relaciones entre Estados Unidos y la URSS.

viernes, 25 de mayo de 2018

Mujeres al poder (25 de mayo de 1907)

 “Elige una mujer de la cual puedas decir: Yo hubiera podido buscarla más bella pero no mejor.”
-Pitágoras de Samos-
Por Gabriel Macías Nito
Los acontecimientos revolucionarios de 1905 en el Imperio ruso desencadenaron una ola de reformas políticas. En aquellos días, Finlandia era parte del imperio y fue en aquellas norteñas tierras donde la reforma parlamentaria se convirtió en el punto de partida de la vida política de los finlandeses en miras de la independencia.

Entre muchas reformas políticas que se llevaron a cabo aquel año, en Finlandia se otorgó el derecho a voto universal y fue en este territorio donde si puede, literalmente hablarse de un sufragio universal, ya que se otorgó a todos los adultos, independientemente de su género y condición social.

Era 25 de mayo de 1907, y aquel día se abrió la primera sesión parlamentaria, a la que asistieron mujeres. Finlandia, se convertía así en el primer lugar del mundo que otorgó a las mujeres, además del derecho al voto, también el derecho a ser elegidas. Tras las elecciones de 1907, de 200 delegaciones, 19 eran mujeres, lo que constituía el 9% del parlamento.

Aquellas elecciones fueron un gran éxito, tuvo una muy alta participación. Estas elecciones dieron lugar al desarrollo del movimiento de mujeres en Europa. Sin embargo pocos años después llego la Primera guerra mundial y fue, hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, que el ejemplo comenzó a propagarse por el mundo.

Una de las razones La razón de tan fuertes tendencias democráticas en Finlandia fue su posición subordinada en relación con el Imperio ruso.

Sujeto al Imperio ruso en papel, a lo largo del siglo XIX, Finlandia aún conservaba la autonomía en gran medida. Tenía una Constitución propia, así como su propia legislatura y un Parlamento. El Senado fue el principal órgano de gobierno, solo encabezado por un Gobernador General ruso en forma pro forma.

Finlandia siempre mantuvo cierta condición de independencia frente al Imperio ruso, sin embargo, antes de comenzar la revolución bolchevique, el país tuvo que resistir una lucha real por su independencia. Aquellos años fueron un último intento por la “rusificación” de Finlandia. Parecía que aquellos grandes avances en la libertad democrática y la equidad de género quedaría solo para los registros de historia.

Pero, Finlandia obtuvo la independencia de la Rusia soviética en 1917 poco después de la Revolución de Octubre. Desde entonces, es conocido por sus fuertes programas sociales y altos niveles de vida. La equidad de género se ha convertido en la piedra angular de su política nacional.

jueves, 24 de mayo de 2018

Rusia "Belive" (24 de mayo de 2008)


“Cause I got something to believe in
 As long as I'm breathing
 There is not a limit to what I can dream
-Dima Bilan & Jim Beanz-
Por Gabriel Macías Nito 
Rusia hizo su debut en el Festival de la Canción de Eurovisión en 1994, y hasta antes de 2008 había alcanzado buenas posiciones, dos veces tercer lugar, 2003 y 2007 y dos veces en segundo lugar, 2000 y 2006. Para Rusia, ganar el festival de canciones más prestigioso de Europa, es algo muy serio y desde su primera participación en 1994, se  había convertido en una obsesión, en algo muy serio, como los Juegos Olímpicos de la música.

Se considera como parte de la política blanda, esa que se lleva a cabo diplomáticamente, por medio de espectáculos deportivos o musicales. Es un medio ampliamente apoyado por el  presidente Vladimir Putin para presentar a Rusia como un aliado y no como enemigo. Para lograr el triunfo, Rusia había llevado al festival a algunos de sus artistas más célebres, entre ellos Ala Pugachova, Alsou, Serebro, t.A.T.u., Mumiy Troll, pero no lograba alzar el micrófono de cristal.

Finalmente llegó su momento para el triunfo, la noche del 24 de mayo de 2008, aquella noche, en el Beogradska Arena de Belgrado, Serbia, se celebró la final del 53 Festival de la Canción de Eurovisión. Ante casi 20.000 espectadores, Rusia festejó la victoria por primera vez en la historia del festival con la canción “Belive” interpretada por Dima Bilan.

Tras un segundo intento, de Dima Bilan, quien había alcanzado el segundo lugar con la canción Never Let Me Go en 2006, volvió como representante de Rusia y desde el principio fue una de las canciones favoritas, al finalizar el show, las apuestas se confirmaron.


La canción ganadora, “Belive” fue compuesta por él mismo Bilan junto a Jim Beanz, la presentación final de la canción rusa, fue una sofisticada puesta en escena, ya que, en el escenario acompañaron al intérprete, sobre una pista de hilo, un violinista y el multigalardonado patinador y medallista olímpico Eugueniy Plushenko, lo cual hizo que la presentación fuera muy vistosa y sofisticada.

Desde aquel año Rusia ha intentado afanosamente volver a ganar el festival, y ha logrado buenos puestos, en 2017 quedó segunda, cuando todos daban por ganador a su representante, seguirán intentando llevarse a las frías tierras rusas el micrófono de cristal, sin embargo, en 2018 ni siquiera lograron llegar a la final.


miércoles, 23 de mayo de 2018

Anatoly Karpov (23 de mayo de 1951)


“El Ajedrez lo es todo: arte, ciencia y deporte.”
- Anatoly Karpov-
Por Gabriel Macías Nito 
Aunque es uno de los más grandes ajedrecistas de la historia, la vida de Karpov no solo se limitaba al ajedrez. Desde 1978, trabajó como investigador de estudios sociales en la Universidad Estatal de Leningrado. Años más tarde, también presentó postulados sobre economía política.

Presidió el Fondo Soviético de la Paz en los últimos años de la URSS, y más tarde un establecimiento similar en la recién creada Federación rusa. Es uno de los filatelistas más reconocidos. Ha sido nombrado presidente de varios organismos y comisiones enriqueciendo y enalteciendo al deporte, la cultura, la sociedad e incluso el medio ambiente.

Anatoly Yevgenyevich Karpov, nació en la ciudad obrera de Zlatoust en los Urales el 23 de mayo de 1951. Cuando era niño decía que quería ser piloto y prometió a todos sus parientes un viaje en avión. Sus primeras lecciones de ajedrez las recibió de su padre. A los 14 años participó por primera vez el extranjero, Checoslovaquia y obtuvo el primer lugar.

A partir de entonces comenzó su gran carrera como ajedrecista, tras graduarse en la Facultad de Mecánica y Matemáticas de Moscú, participó en el Campeonato Mundial Juvenil que se realizó en Estocolmo en 1967 llevándose el campeonato.

Comenzaron entonces las competencias por todo el mundo, hasta que llegó el momento de su primera final por el título mundial, era 3 abril de 1975, el Campeón del Mundo Bobby Fischer, después de largas conversaciones con la FIDE, se negó a jugar con el contendiente, y Karpov se convirtió en el 12º Campeón Mundial de Ajedrez en lo que, en la historia del ajedrez se conoce como “El juego que nunca existió”.

Volvió a competir por el título en 1978 y lo gano consecutivamente hasta 1981, después, comenzó a alternar campeonatos con otro gigante Garri Kasparov. Entre ellos disputaron cinco campeonatos y la final de 1984 entre estos dos grandes ajedrecistas esta reconocida como la más larga en la historia, comenzó en septiembre de 1984 y finalizó a favor de Kasparov en Enero de 1985.

A pesar de perder el título, Anatoly Karpov continuó mostrando resultados excepcionales como jugador. Considerado uno de los más grandes jugadores de ajedrez de la historia, estuvo durante 38 años entre los 10 mejores. Campeón del mundo y gran maestro internacional.



martes, 22 de mayo de 2018

Fórmula del cohete (22 de mayo de 1896)


“La Tierra es la cuna de la humanidad. Pero no puedes vivir en una cuna eternamente”
-Konstantín Tsiolkovski-
Por Gabriel Macías Nito 
Su sueño era que el Ser humano pudiera realizar un viaje más allá de la Tierra, sus estudios fueron determinantes y asombrosamente exactos. Su nombre era Konstantín Eduardovich Tsiolkovski, nacido en 1857 y conocido como el padre de la aeronáutica.

Científico e inventor ruso, pionero en la investigación de cohetes y ciencias espaciales. Hacia mediados de 1880 comenzó a investigar en la aerostática y publicó artículos que contenían planes sobre un dirigible de metal, un avión y una nave espacial. Escribió, sobre  trajes espaciales, satélites y la colonización del Sistema Solar. Fue el primero en sugerir la posibilidad de una estación espacial.

El 22 de mayo de 1896, Konstantin Tsiolkovsk expuso la fórmula con la cual una aeronave podía realizar un viaje al espacio, navegar y regresar a la tierra. Aquel día comenzó la historia de la era espacial. Dicha fórmula la presentó sesenta años antes de que “Sputnik” se convirtiera en el primer objeto de propulsión en el espacio.

Tsiolkovsky dedicó todos sus estudios a lo que décadas más tarde sería la industria espacial. Presentó proyectos como; cohetes de varias etapas y motores de combustible líquido e hidrógeno; estudios muy adelantados a su tiempo.

No solo fue un gran científico, ingeniero e inventor, también fue un filósofo y en aquel tiempo un soñador. Escribió: “deseo que el hombre ponga los pies en el suelo de los asteroides; que levante una piedra de la luna con la mano; que pueda construir estaciones móviles en el espacio, para que pueda observar a Marte a una distancia más cercana que la tierra; descender en otros planetas. ¡Todo esto parece una locura! Sin embargo, solo en el momento en que se apliquen y desarrollen estos estudios comenzará una nueva era para la astronomía, la era del estudio más intensivo de los cielos”.

En aquellos años, sus planteamientos parecían ser solo los sueños de un loco profesor de matemáticas de una escuela secundaria, pero Tsiolkovsky prácticamente predijo lo que las futuras generaciones convertirían en realidad.

El mayor reconocimiento a sus estudios es que un cráter gigante en el lado oscuro de la luna que lleva su nombre.

lunes, 21 de mayo de 2018

Final Champions 2008 (21 de mayo 2008)


Die Meister (Los maestros)
Die Besten (Los mejores)
Les grandes équipes (Los grandes equipos)
THE CHAMPIONS (Los Campeones) 
-Tony Britten-
Por Gabriel Macías Nito
Llegó, como todos los años el día más esperado, el más feliz para el futbol, la final de la UEFA Champions League, era 21 de mayo de 2008 y a la cancha de Estadio Luzhniki de Moscú saltaron los equipos finalistas, dos representantes de la Premier league; Manchester United y Chelsea.

Aquel día, en el torneo de clubes más importante del mundo se definiría al campeón de la Liga de Campeones de la UEFA 2007-08. Era la primera vez en la historia que dos clubes ingleses llegaban a una final para disputar título y hasta aquel día. Tercera vez que dos clubes del mismo país disputaban una final; las otras dos fueron en 2000 y 2003.

Fue la primera final de la Copa de Europa disputada en Rusia y, por lo tanto, la final más oriental de la historia del torneo, marcó el centésimo aniversario del primer triunfo de liga del Manchester United, el 50º aniversario del desastre aéreo de Múnich y el 40º aniversario del primer triunfo del United en la Copa de Europa en 1968. Tercera final de la Champions para el Manchester United y la primera final para Chelsea.

Los Red devils se alzaron con el título, pero, el partido debió llegar hasta los tiros penales, tras llegar a la finalización del tiempo regular y los tiempos extras con un empate 1-1. El marcador fue 6 a 5.

Cristiano Ronaldo abrió el marcador para el Manchester United a los 26 minutos y Frank Lampard empató poco antes del descanso. La segunda mitad y la mayor parte del tiempo extra transcurrieron sin incidentes hasta que Didier Drogba, del Chelsea, fue expulsado por golpear a Nemanja Vidić cuatro minutos antes del final.

En la tanda de penaltis, Ronaldo realizó la tercera ejecución del United y falló, lo que le dio a John Terry la oportunidad de ganar el juego para el Chelsea, sin embargo, al realizar la ejecución se resbaló y falló. Ya en la Muerte súbita, Edwin van der Sar, portero del United, detuvo el disparo de  Nicolas Anelka en séptima ejecución del Chelsea y el Manchester United logró su tercer título de la Copa de Europa.

Más de 67,000 personas vieron el juego en el estadio, junto con una teleaudiencia de millones alrededor del mundo y millones de euros de ganancias para los equipos finalistas, las televisoras, los bares y sin duda los organizadores del torneo, la UEFA.
 

domingo, 20 de mayo de 2018

Ralismo socialista (20 de mayo de 1934)


“Si despojas a los ricos, consigues empobrecerles; pero no consigues enriquecer a los pobres.”
- Máximo Gorki -
Por Gabriel Macías Nito 
La historia de la URSS entre los años treinta y hasta la muerte de Stalin en 1953, es la de la consolidación de la ideología comunista, un período extremadamente controvertido y estrechamente ligado al arte soviético.

Fue en aquellos años que se estableció un régimen totalitario en la Unión Soviética, controlaba todo el actuar y la vida de los ciudadanos. El arte también fue regulado por el estado y este tenía como función principal la propagación de los valores del comunismo. Hacer ver las bondades del sistema, no solo a los habitantes de la URSS, también a los países que comenzaban a abrazar la ideología y al mundo entero.

El 20 de mayo de 1934, en el marco del primer congreso de la Unión de Escritores Soviéticos, se  introdujo el término “Realismo socialista”, fue la corriente artística de la cual se valió el régimen para la propagación de su ideología comunista. Se convirtió en un método creativo obligatorio para todo el arte soviético. Abarcó la pintura, la escultura, la literatura e inclusive alcanzó “altos” niveles en la arquitectura.

El Realismo socialista, una vez consolidado en la URSS, se difundió a otros países comunistas después de la II Guerra Mundial. El establecimiento oficial se llevó a cabo en 1932, cuando el Partido Comunista, decretó que todos los grupos artísticos independientes se disolvieran en favor de las nuevas formaciones controladas por el reciente Estado.

Aquel 20 de mayo de 1934 el yerno de Stalin, Andrei Zhdánov, pronunció un discurso en el Congreso de la Unión de escritores soviéticos en el cual se afirmaba que el realismo socialista era la única forma de arte aprobada por el Partido. A partir de ese momento, los artistas fueron requeridos para suministrar un 'panorama históricamente concreto de la realidad en su desarrollo revolucionario'.

La teoría estética de este estilo especificaba que los artistas deberían representar sucesos y personas reales desde una óptica optimista e idealizada que proporcionara la imagen de un futuro glorioso en la URSS bajo la era comunista. Debía ser accesible a las masas y tener un propósito social.

Los artistas que no acataron los dogmas del Realismo socialista fueron enviados a los gulags o asesinados, quienes corrieron con más suerte pudieron huir y vivir exiliados.

Aunque el partido restringió drásticamente la libertad artística, hubo una gran variedad de expresiones. Se incluían a trabajadores en los campos o en las fábricas, retratos de Stalin y otras figuras de Estado, escenas históricas de la Revolución e idealizaciones de la vida doméstica.
Se creó “todo un ejército de artistas” quienes trabajaron en la creación de este mito, muchos de los cuales lograron crear obras verdaderamente impresionantes, que mostraban la vida, las normas ideológicas, la voluntad colectiva de la gente, sus sueños de justicia, la abundancia y la belleza del mundo comunista. Uno de los exponentes favoritos del realismo socialista fue el pintor Sergei Gerasimov.

Convivió en su tiempo con el desarrollo de las Primeras Vanguardias, tales como el cubismo o el Surrealismo y en su momento fue ampliamente criticado ya que ante tal libertad artística en el mundo capitalista aparecía un arte dogmático y adoctrinador. Hoy, la historia del arte reconoce al Realismo socialista como una importante manifestación de la cultura en el siglo XX, dejó evidencia tangible de los ideales más utópicos del comunismo.


sábado, 19 de mayo de 2018

Miss URSS 1989 (19 de mayo de 1989)


“Los norteamericanos imaginan a la mujer rusa como fea, gorda y malvada”.
- Yulia Sukhanova -
Por Gabriel Macías Nito 
¿La belleza es relativa? El concepto de belleza varia con respecto a la cultura y las tradiciones. Pitágoras estableció una relación entre las matemáticas y la belleza al advertir que, objetos, formas e imágenes simétricas eran más placenteros a la vista. Sin duda, los griegos hicieron amplios estudios al respecto y a lo largo de los siglos se ha discutido su subjetividad.

En el libro de Ester (2:2:4) de la  biblia, se describe lo que podría considerarse como el primer concurso de belleza. El rey Austero fue desafiado por la reina Vasti y decidió convocar a una especie de concurso para elegir a su nueva consorte. Ester, huérfana y criada de su primo Mardoqueo se presentó ante Austero y este quedó impresionado por su belleza y le ciño la corona nombrándola su reina.

Muchos siglos después, en 1921 apareció Miss America, y años después, en 1952 se realizó el que fue considerado el más prestigiado certamen de belleza mundial, Miss Universo. Finlandia fue la primera en ser coronada reina de la belleza universal.

Conforme transcurrieron los años, los concursos de belleza nacional se volvieron famosos y era todo un espectáculo donde se elegía a la reina que representaría a cada país en Miss Universo. Entre 1927 y 1939 se realizó un concurso de belleza llamado Miss Rusia, sin embargo, no se celebraba en la URSS, sino en París, se elegía a la mujer rusa más bella, entre los emigrantes rusos.

Como era de esperarse, ninguno de los países soviéticos realizó nunca dicho evento, a excepción de Yugoslavia quien si elegía y enviaba a su representante a las competencias mundiales.

El 19 de mayo de 1989, se realizó el primer concurso de belleza en la historia de la Unión Sovietica y se eligió a Yulia Sukhanova, como la primera Miss URSS, tenía tan solo 17 años, hizo historia al ser coronada como la primera reina territorio ruso después de la época de los zares.  

Sukhanova triunfó sobre 35 finalistas provenientes de todas las repúblicas soviéticas, el certamen se llevó a cabo en Moscú después de una competencia de dos días, pero debido a la cercanía del certamen universal Miss URSS no pudo competir en el máximo evento de la belleza universal.  

El evento fue una sensación en la Unión Soviética, pero esto también sucedió en el occidental. Era evidente que en la URSS se vivían verdaderos  tiempos de cambios.  Meses después, la Miss USA de aquel año, Debbie Taylor, invitó a Yulia Sukhanova a visitar los Estados Unidos. En honor de la reina soviética, se organizó una recepción en la Embajada soviética en Estados unidos, reuniendo a cientos de medios de comunicación y creando un frenesí mediático, las pantallas por fin habían logrado lo que parecía imposible, tener frente a ellos a las dos reinas de belleza de las dos superpotencias una al lado de la otra. Las imágenes de la recepción inundaron las pantallas de televisión.

Después de coronar a su sucesora, un año después y llegar a la mayoría de edad, Julia se mudó de inmediato a los Estados Unidos para seguir una carrera como modelo. Se casó y comenzó su propio negocio de equipamiento deportivo.

Miss URSS alcanzó un destacado tercer lugar en la edición de 1991, nunca se corono a una mujer Soviética como reina de belleza de algún certamen universal.


viernes, 18 de mayo de 2018

Alexandr Suvórov (18 de mayo de 1800)


“Entrenar duro, luchar calmado.”
-Aleksandr Suvórov-
Por Gabriel Macías Nito
Alexandr Vasílievich, conde Suvórov, nació en una familia noble en Moscú el 24 de noviembre de 1729. Creció tan débil y enfermizo que el padre de Suvorov, un general del ejército mismo, pensó que una carrera civil sería la única opción de su hijo. Sin embargo, el niño se interesó mucho por todas las cosas militares y demostró ser un gran lector y entregado aprendiz.

Comenzó entrenamientos rutinarios y utilizó la vasta biblioteca de su padre para estudiar historia militar, estrategia y táctica. Los esfuerzos valieron la pena: Suvorov eventualmente comenzó el servicio activo en 1748 demostrando buenas habilidades de liderazgo y valentía. Sin embargo, no fue hasta que la emperatriz Catalina II la Grande ascendiera al trono en 1762 que la carrera de Suvorov se disparó.

No puede decirse que su vida la haya pasado alejado de la fama y la fortuna ... pero su brillantez militar supera cualquier “debilidad humano” que hubiera tenido Aleksandr. La milicia le trajo los mejores honores y gloriosas victorias. Esta reconocido como uno de los pocos grandes generales de la historia que nunca perdio una batalla.


Hombre de carácter valiente, estricta autodisciplina. Sus métodos bélicos reconocen como lo más novedoso hasta entonces. Velocidad y movilidad de ataque eran las principales características. A esto se unía el adiestramiento a su gente para lograr precisión en la ejecución de armas; una planificación detallada y una estrategia cuidadosa.

Su forma de comunicar los planteamientos a su tropa era claro y comprensible. Cuidó muy bien las líneas de suministro y las condiciones de vida de su ejército, cortando drásticamente los casos de enfermedad entre sus soldados. Era adorado y respetado por sus hombres.

Sus técnicas de entrenamiento y tácticas de guerra se convirtieron en uno de los militares más importantes “La ciencia de la victoria”.

Sus grandes vitorias las logró durante la Guerra Turco-rusa de 1768-1774. Fue comandante de los ejércitos aliados rusos y austriacos en la nueva guerra contra los turcos de 1787-1792. Por su decisiva victoria frente a los turcos en Focsani en 1789, recibió el título de conde.

En 1799, durante la guerra de la Segunda Coalición, contra la Francia revolucionaria, Suvórov fue nombrado mariscal de campo y recibió el mando del ejército que debía expulsar a los franceses de Italia.
Suvorov dejó a Rusia con fronteras expandidas y un renovado prestigio militar.

Fue descrito por algunos de sus contemporáneos como uno de los hombres más extraordinarios del siglo. 150 años después de la muerte de Suvorov, Josef Stalin revivió su al crear la Orden de Suvorov. En la actualidad, las Escuelas Militares en toda Rusia basan el entrenamiento militar inicial en las teorías de Suvorov.

El 18 de mayo de 1800 muere el Conde Suvórov de Rímnik, Alexandr Vasílievich.

jueves, 17 de mayo de 2018

Rusia entra a la Guerra del Norte (17 de mayo de 1656)


“Antes de entrar en un lugar, fíjate por dónde se puede salir.”
-Proverbio vikingo-
Por Gabriel Macías Nito
Los propósitos expansionistas de Suecia en el siglo XVII provocaron una coalición la coalición entre los países vecinos a este imperio escandinavo con el objetivo de frenar la dominación sueca en los mares del norte. A este enfrentamiento se le conoce como Guerra del Norte.

Fueron dos los momentos en los que las coaliciones enfrentaron a Suecia, en la primera guerra del Norte que se desarrolló durante cinco años desde 1655 hasta 1660. Comenzó cuando Carlos X de Suecia invadió Polonia apoyados por Brandeburgo quien pronto cambió de bando, cuando los polacos crearon una coalición adversaria con Rusia, Dinamarca y Austria.

El 17 de mayo de 1656, Rusia entra en la Guerra del Norte (de 1655-1660). Declaró la guerra a Suecia que dominaba el Mar del Norte, comenzó operaciones militares del día siguiente, esta Guerra puso a Rusia en el mapa político europeo.

La segunda o gran guerra del Norte (1700-1721) hizo fracasar las ambiciones imperiales suecas y vio crecer el poder ruso bajo Pedro I el Grande. Los antecedentes fueron la expansión sueca a lo largo del siglo XVII y el resentimiento que ésta había causado en países como Polonia, Noruega, Dinamarca y diversos estados alemanes, que habían perdido sus territorios escandinavos.

Al morir Carlos XI de Suecia en 1697 estos países formaron una alianza y atacaron los territorios suecos simultáneamente. Suecia, con un nuevo rey de catorce años, Carlos XII, reaccionó con gran fuerza: primero atacó Dinamarca en agosto de 1700 y obligó a firmar un tratado; dos meses más tarde derrotó a Rusia y después comenzó una larga lucha contra las fuerzas polacas; seis años más tarde Polonia rompió su alianza con Rusia y el rey polaco renunció a la corona.

Mientras tanto, Rusia se había reorganizado bajo Pedro I el Grande. Cuando Suecia les atacó otra vez en 1709, los rusos les derrotaron en la batalla de Poltava. Carlos formó una alianza efímera con Turquía con el fin de que los rusos centraran su atención sobre sus fronteras meridionales, pero la situación se volvió en su contra. La coalición se formó de nuevo y derrotó a los suecos en 1713. Los rusos derrotaron su flota y en 1714 amenazaron su capital.

Para entonces Suecia había perdido la mayoría de sus posesiones en el Báltico, pero Carlos estaba decidido a reunir sus fuerzas para efectuar una última ofensiva. Durante las negociaciones de paz, preparó un ejército e invadió Noruega, pero en 1718 murió en Frederikhald.

Fueron sus sucesores quienes acordaron la paz, que llegó con el tratado de Estocolmo (1719-1720), que solucionó los problemas entre Suecia y Dinamarca, Polonia y Sajonia, y el Tratado de Nystad (1721), que estableció la paz con Rusia a cambio de ceder numerosos territorios, como Carelia, Ingria y Livonia.


miércoles, 16 de mayo de 2018

Eurovisión en Rusia (16 de mayo de 2009)


“Estoy enamorado de un cuento de hadas,
  a pesar de que duele
Porque no me importa si pierdo la cabeza
Ya estoy embrujado”.
-Alexander Rybak-
Por Gabriel Macías Nito
Al escenario del Estadio Olimpiski, de Moscú salía en el lugar número 20 el gran favorito para ganar el festival, representaba a Noruega, título de la canción: “Fairytale”, interpretada por un joven con cara de Harry Potter, Alexander Rybak. Desde que sonó el primer acorde de su característico violín, los más de 15.000 espectadores al evento estallaron con una ovación.

Era la gran final de la edición número 54 del Festival de la Canción de Eurovisión, fue celebrado en Moscú, Rusia, entre el 12 y el 16 de mayo de 2009. Rusia obtuvo el derecho a ser sede de esta edición del certamen musical europeo después de que su representante, Dima Bilán ganara con el tema “Believe” un año antes.

Estuvo a cargo de la compañía de televisión estatal, Perviy Kanal (o Canal 1 de Rusia), era la primera vez que el certamen se celebraba por primera vez en la historia en Rusia. Se llevó a cabo del 12 de mayo al 16 de mayo de 2009.  

A la gran final, llegaron 25 países y sus respectivas canciones, que debieron clasificarse en dos semifinales celebradas los días anteriores. El show se inició con una presentación del Cirque du Soleil y de Dima Bilán interpretando en tema ganador del año anterior, Believe. Tras la presentación de las 25 canciones finalistas, el público dispuso de 15 minutos más para votar por su canción favorita, como se vino haciendo desde la introducción del televoto.


El intermedio de este año estuvo a cargo de la compañía de teatro argentina Fuerzabruta, la cual realizó un espectáculo relacionado con el agua que impresionó por sus impactantes piscinas, colgadas a más de 20 metros de las cabezas del público.

Como era de esperarse, la máxima favorita se llevó el festival; la canción “Fairytale”, ganó la competencia con un total de 387 votos, tercera vez que Noruega ganaba Eurovisión y aquel día alcanzó la cifra más alta de puntos en la historia de concurso.

La canción “Is it true?” de la islandesa Yohanna, quedó en segunda posición y el tercer lugar fue para el dúo de Aysel Teymurzadə y Arash Labaf con el tema “Always”, representando a Azerbaiyán.

Al año siguiente el festival llegó a Noruega…