lunes, 30 de abril de 2018

La Toma del Reichtag (30 de abril de 1945

“Si tienes una pasión, si realmente crees en algo, esfuérzate y podrás hacer posibles las cosas con las que has soñado.”
-        Norman Foster -
Por Gabriel Macías Nito
El edificio del Reichstag, construido en el siglo XIX para albergar los parlamentos de Prusia y una vez que los estados germanos se unificaron los estados germanos se convirtió en la sede de gobierno del Imperio Alemán.
En 1933 fue víctima de un incendio provocado cuya autoría nunca llegó a esclarecerse del todo. Fue violentamente bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial y quien tomara el control del edificio simbólicamente se convertiría en el “ganador de la Segunda Guerra Mundial”. Durante la Batalla de Berlín, fue escenario de cruentos combates y resultó seriamente dañado.

Tras la reunificación alemana de 1990 fue rehabilitado y desde 1994 se convirtió en la sede del parlamento alemán (Bundestag). El aspecto que tiene en la actualidad lo adquirió durante unas obras en los años 90, responsabilidad del arquitecto británico Sir Norman Foster.

La culminación del asalto de Berlín fue la batalla librada por el control del Reichstag, que en aquel momento era el edificio más alto del centro de la ciudad y cuya captura tenía un valor simbólico. El intento de tomar el Reichstag el 27 de abril fracasó, y la lucha se prolongó durante cuatro días.

El vuelco decisivo llegó el 29 de abril, cuando las tropas soviéticas lograron capturar el bien fortificado edificio del Ministerio del Interior, que ocupaba una manzana entera. El Reichstag pasó a manos de los soldados soviéticos en la tarde del 30 de abril de 1945.

Tras la toma del Reichstag, la Cancillería alemana y los comandantes encargados de la defensa de Berlín plantearon la entrega de la ciudad. El 1 de mayo el jefe de Estado Mayor del Ejército, el general Krebs, cruzó las líneas de combate para entregar un documento que confirmaba la muerte de Hitler y propuso un alto al fuego temporal.

Días después de la toma del Reichtag, de conformar el suicidio de Hitler y el triunfo soviético definitivo de la toma de Berlín, el ejército alemán comenzó a preparar la rendición definitiva. El 8 de mayo el Mariscal de Campo Wilhelm Keitel presentó la capitulación de las fuerzas alemanas al Mariscal Zhúkov en el cuartel general del ejército soviético en Berlín-Karlshorst poniendo fin a la II Guerra Mundial en Europa.


domingo, 29 de abril de 2018

McDonal´s firma acuerdo (29 de abril de 1988)


“Aunque la educación formal sea una ventaja importante, no es una garantía de éxito, y su ausencia tampoco es un obstáculo insuperable.”
- Ray Kroc, fundador de McDonal´s –
Por Gabriel Macías Nito
Desde su inauguración en 1940, McDonald’s ha vendido más de 100 mil millones de hamburguesas en el mundo. En la actualidad, la compañía calcula que cada segundo se venden 75 Big Mac y se abre una nueva sucursal cada seis horas. Conforme trascurrieron los años, este restaurante de comida rápida se convirtió en uno de los estandartes del mundo capitalista.

Se reconoce al empresario Ray Kroc como fundador de la franquicia y el artífice de la expansión a nivel internacional. Nació en Oak Park, Illinois, el 5 de octubre de 1902. Trabajó como vendedor durante 17 años después de la Primera Guerra Mundial, antes de involucrarse con McDonald’s en los años cincuenta.

Muchos años después del primer McDonald´s, y cuando el muro de Berlín ya había caído, la Unión Soviética, sin saberlo vivía sus últimos meses. Comenzaba la década de los noventa y, en casi todos los periódicos del país se publicó en primera plana la noticia “McDonald´s abre su primer restaurante en Moscú”, era el 31 de enero de 1990. Aquel fue uno de los principales acontecimientos del año a nivel nacional.

Pravda, la publicación más reconocida, la de mayor difusión, número uno en el país, y de ideología Comunista, presentó una descripción meticulosamente detallada del menú de McDonalds, “Entonces, ¿qué nos ofrece McDonalds?: El 'Big Mac' contiene dos trozos de carne de hamburguesa, hojas de lechuga, una rebanada de queso, trozos de pepinillos encurtidos, cebollas, todo cubierto en un bollo de trigo, cuesta 3 rublos 75 kopeks. Quienes escribían aquella editorial añadían “No pretendemos alardear o presumir, pero ayer, literalmente, nos rellenamos con hamburguesas, hamburguesas con queso y filete de pescado”.

El 29 de abril de 1988, se firmó el acuerdo para que llegara a la URSS la primera franquicia de McDonald's. El primer restaurante abrió el 31 de enero de 1990, rompió record al atender a más de 30,000 personas en un día. Por años fue el único lugar de comida rápida en Moscú y una de las principales atracciones de moscovitas. 

McDonald´s fue la primera marca occidental en aparecer en la URSS con toda su identidad y “sabor a capitalismo”. Años atrás, en 1974, Pepsi-Cola, se había comenzado a comercializar en tierras soviéticas, pero era vendida en tiendas junto a cientos de productos soviéticos, por lo que no logró tener un efecto tan alucinante como la llegada de McDonald´s.

Para los visitantes soviéticos a Moscú, visitar, el McDonald´s cerca del Parque Gorki era obligatorio en la agenda, podían incluso faltar a la visita de la Galería Tretyakov o la tumba de Lenin, pero era impensable no pasar por McDonald´s. De hecho, debían llevar a casa “pruebas”, los recipientes de las papas francesas, una bolsa de papel, un vaso o servilletas. Los pequeños obsequios, como banderas e insignias, distribuidos en McDonald´s, se consideraron valiosos objetos de colección y se conservaron cuidadosamente.

Llevar a una chica a cenar a McDonald´s era un gran honor para ella, una verdadera muestra de interés o amor. Había quienes tenían conexiones con el personal de McDonald´s, y por una módica tarifa, les tomaban pedidos fuera de la línea y esto les llenaba de prestigio.

Con el tiempo, la franquicia norteamericana comenzó a tener más instalaciones y apareció en diversas ciudades rusas hasta convertirse como en muchos lugares del mundo, un restaurante más de comida rápida.

sábado, 28 de abril de 2018

El Príncipe Potemkín (28 de abril de 1791)


“Todo lo que he querido, he tenido ... Quería alto rango, lo tengo; quería medallas, las tengo; me gusta dar fiestas, las he dado magníficas; adoro los diamantes y las cosas bellas, ninguna persona en Europa posee piedras más raras o más exquisitas. En una palabra, todas mis pasiones se han saciado. ¡Soy totalmente feliz!”
- Grígori Potemkín –
Por Gabriel Macías Nito 
Las escandalosas historias sobre la “apasionada” vida de Catalina II la Grande, son bastantes, la lista de sus amantes y hombres que pasaron por sus aposentos, también son bastantes y posiblemente, los relatos sobre su licenciosa vida también quizá también sean bastantes. Sea bastante o no, todo lo que se ha escrito sobre esta gran zarina, fue una mujer que se dejó querer, por bastantes hombres.

De las muchas historias escritas de amor y pasión carnal desenfrenados, de Catalina, que adoraba entretenerse con vigorosos jóvenes, de cuerpos bien formados y bellos rostros dignos de ser considerados herederos del dios Narciso; destaca Grígori Potemkín quien en absoluto cumplía los patrones de belleza que satisfacían a la emperatriz.

Potemkín, que muchos historiadores han considerado el marido secreto de Catalina, era un militar rudo, tosco, corpulento y descuidado. Pero la mujer, quedó impresionada de su enorme coraje, su agudo sentido del humor y por su casi primitiva sexualidad. Muchas mujeres encontraban repulsivo a Potemkín, por el contrario, Catalina gozaba con su dominación.

Potemkín compartía con Catalina la pasión por el arte y la cultura. Su relación fue probablemente formalizada por algún rito en 1774, en tanto se califican a partir de entonces mutuamente como «querido marido» y «querida esposa», aunque no tuvieron un matrimonio como tal.

El 28 de abril de 1791, en una fastuosa ceremonia y ante la “enamorada” mirada de Catalina, el gran general Potemkín fue nombrado príncipe de Moldavia. Gran militar y estadista, determinante en la vida amorosa y política de la gran zarina.

El ocaso del amor  entre Catalina y Grígori, llegó porque ambas personalidades también eran muy distintas. Catalina era ordenada, germánica, mesurada y fría, mientras que Grígori era desordenado, eslavo e impulsivo. Y si bien el romance acabó, Potemkín siempre fue un hombre muy importante para Catalina y uno de los más poderosos de Rusia, casi hasta su muerte.

Grígori Alexándrovich Potemkín, nació en Smolensk el 24 de septiembre de 1739. Militar, estadista, y político ruso y político ruso. Catalina la Grande le conoció en 1762, cuando Potemkín participó en el golpe de Estado que la llevó al poder.

Fue uno de los generales más destacados en la primera Guerra Turco-rusa de 1768-1774, como premio de su actuación, recibió el título de conde y fue nombrado gobernador general de Ucrania. Sofocó la revuelta de los cosacos del sur de los Urales y mantuvo en un perfecto orden la zona sur del imperio.

En 1783 llevó a cabo la conquista de Crimea.  Introdujo reformas trascendentales en el Ejército, construyó la Flota del Mar Negro  y varios puertos. En 1787 organizó el viaje triunfal de Catalina a Crimea, el cual provocó la segunda Guerra Turco-rusa (1787-1792), durante la cual desempeñó el cargo de comandante en jefe. Murió durante las negociaciones de paz.

El acorazado Potemkin, embarcación icónica lleva el nombre de este controvertido personaje, la rebelión de los marineros en 1905 fue detonante del descontento que se vivía en el imperio y que años después desencadenará la Revolución rusa. Para recordar el reclamo de las masas y las causas colectivas; a finales de 1925 se estrenó en Rusia la legendaria película “El acorazado Potemkín”, considerada hoy un hito del cine mundial.

La figura de Grígori Potemkín, no solo ha pasado a la historia por las pasiones que despertaba en Catalina, también por sus acciones de gran militar y estadista, por su controvertida vida, por el nombre que en su honor llevó aquella embarcación y la gran película del afamado Serguéi M. Eisenstein.

Primera medalla soviética (27 de abril de 1929)


“Si tengo el gran honor de participar en los Juegos Olímpicos por el equipo nacional de mi país, lucharé por la victoria con valentía, abnegación y honestidad. En el momento de la prueba más dura no me rendiré y no temblaré”
- Extracto del juramento de los atletas soviéticos –
Por Gabriel Macías Nito
Sin duda, la URSS fue la potencia indiscutible a vencer durante varias ediciones consecutivas de los Juegos olímpicos tanto en la justa de verano y de invierno.

La nación soviética compitió en 9 ediciones de los Juegos de Verano, en prácticamente todas sus participaciones quedó en lo más alto del medallero, solo en las ediciones de Helsinki 1952 y México 1968 ocupó el segundo lugar. Obtuvo un total de 1010 medallas en las ediciones de verano: 395 de oro, 319 de plata y 296 de bronce.

La primera participación soviética fue en 1952, aquellos juegos fineses, pasaron a la posteridad como modelo de paz y convivencia, Los atletas de tierras rusas, volvían a unos Juegos, no lo hacían desde 1912, pero ahora representaban a una nueva nación la Unión Soviética.

Un dato particular de la Guerra Fría, fue que, el bloque de los países socialistas, se negaron a ser instalados en la Villa Olímpica, no quería convivir con el bloque occidental, por lo que se tuvieron que habilitar los dormitorios universitarios aprovechando que los alumnos se encontraban de vacaciones.

La primera medalla olímpica para la URSS llegó en las pruebas de atletismo. La medalla la obtuvo Nina Ponomariova, lanzadora de disco. Nació el 27 de abril de 1929. Después de Nina, vinieron muchas medallas más para los soviéticos.

jueves, 26 de abril de 2018

Desastre de Chernovil (26 de abril de 1986)


“¿Era una persona común y corriente… Y un día de pronto, te conviertes en un sobriviviente de Chernóbil, ¡En un bicho raro! En algo que le interesa a todo el mundo y de lo que no se sabe nada””
- Svetlana Alexievich –
Por Gabriel Macías Nito
Chernóbil es una ciudad que en la actualidad pertenece a Ucrania, situada a 130 km del norte de Kíev y a 20 km de la central de energía nuclear, cuyo reactor causó el 26 de abril de 1986 la peor catástrofe nuclear conocida hasta la fecha en el mundo.

Un experimento cuya supervisión fue incorrecta (el sistema de enfriamiento de agua se desconectó) provocó una reacción incontrolada, que a su vez causó una expulsión de vapor. Liberando millones de restos radiactivos a la atmósfera.

Parte de la radiación se extendió a través de Europa septentrional y llegó hasta Gran Bretaña. Los datos ofrecidos por las autoridades indicaron en aquel momento que 31 personas murieron como resultado del accidente, pero el número de muertes causadas por la radiación aún se desconoce.

Más de 100.000 ciudadanos ucranianos fueron evacuados de las áreas situadas alrededor del emplazamiento del reactor, y Chernóbil y otras regiones cercanas, permanecieron deshabitadas durante un año después del accidente. Los funcionarios responsables del reactor fueron procesados en 1987.

Los tres reactores restantes de la central volvieron a entrar en funcionamiento ese mismo año y, más tarde, la zona de evacuación inmediata del desastre fue declarada parque nacional con el fin de evitar el regreso de la población.

En 1991 el gobierno prometió la clausura de toda la central de Chernóbil, pero la demanda de energía retrasó su cierre. A mediados de 1994, los estados occidentales, alarmados por la falta de seguridad de la central, tomaron una serie de medidas para asegurar su cierre, que se produjo el 15 de diciembre de 2000.



FALTAN 50 DÍAS PARA EL MUNDIAL RUSIA 2018


martes, 24 de abril de 2018

Fatal accidente espacial (24 de abril de 1967)


“¿Como sabes si la Tierra no es más que el infierno de otro planeta?”
- Aldous Huxley  –
Por Gabriel Macías Nito
El Soyuz-1 despegó sin percances y según el cronograma. Su misión era establecer contacto en el espacio con otra nave que iba a ser lanzada poco después, y se suponía que una vez realizado el acoplamiento, la tripulación de la segunda nave lanzada debía realizar una “caminata espacial” a la cápsula Soyuz-1.

La nave era tripulada y manipulada por Vladimir Komarov, uno de los más capacitados cosmonautas, tenía 40 años de edad. En octubre de 1964, había comandado el Voskhod-1, primer vuelo espacial que trasportaba a más de un miembro en la tripulación. Fue el primer cosmonauta en volar en el espacio dos veces, pero también se convirtió en el primer cosmonauta que perdió la vida en un vuelo espacial.

Una falla del paracaídas causó que su cápsula Soyuz-1 se estrellara contra el suelo cuando realizaba el aterrizaje. Aquel trágico día fue el 24 de abril de 1967.

Antes de que aquello ocurriera, la misión se había ejecutado con ciertos contratiempos. 540 segundos después del despegue, el Soyuz-1 se separó del vehículo de lanzamiento y alcanzó una órbita establecida. Fue entonces que comenzaron los problemas. Cuando Komarov estaba en el rango de comunicación, informó a la sala de control que uno de los paneles solares que era crítico para el suministro de energía no se abrió. El panel solar no desplegado, reducía la potencia eléctrica y bloqueaba los sensores de orientación.

El control terrestre decidió cancelar la misión y prepararse para un aterrizaje de emergencia. El primer intento de aterrizaje falló, porque el encendido de los motores estaba bloqueado por el sistema de control de vuelo. El control de tierra solicitó a Komarov realizara otra órbita para volver a ubicar la nave en posición de ingreso a la Tierra.

La nave recibió las últimas instrucciones, y mientras trancirria el descenso, se perdió la comunicación, Komarov y el control terrestre, volvieron a estar en comunicación justo antes del aterrizaje. Komarov informó que estaba listo para el aterrizaje y después de esa conexión, Soyuz-1 repentinamente quedó en silencio, y la voz de Komarov nunca más se volvió a escuchar.

Según los investigadores, la tragedia ocurrió durante el aterrizaje de la nave espacial, cuando el paracaídas principal no pudo desplegarse, y colisionó con toda fuerza en la Tierra. Los restos de Vladimir Komarov fueron enviados a Moscú y enterrados en la muralla del Kremlin. En la zona de la catástrofe, se levantó un monumento para conmemorar al valiente cosmonauta.

lunes, 23 de abril de 2018

Anna Netrebko in USA (23 de abril de 1998)


“Elegí la ópera porque no tenía voz para la música rusa.”
- Anna Netrebko  –
Por Gabriel Macías Nito 
Nació en Krasnodar, al sur de Rusia.  Según su padre, comenzó a cantar en el jardín de niños. Mientras estaba en la escuela, era la cantante principal de los festivales escolares y formó un conjunto de niños llamado “Kuban Pioneers”. En su juventud se destacó en las pruebas de atletismo y se graduó como maestra de deportes en acrobacias, su nombre Anna Yuryevna Netrebko, nació en Krasnodar, URSS, el 18 de septiembre de 1971.

Cuando tenía 17 años, quedó en segundo lugar en el concurso de belleza Miss Kuban. En 1990 ingresó en la facultad vocal del Conservatorio Leningrado Rimsky-Korsakov. Mientras estaba en el conservatorio trabajó como asistente de mantenimiento en el Teatro Mariinskiy.

En 1994, cuando todavía era estudiante de cuarto año, los profesores advirtieron sus habilidades y le hicieron debutar en la producción del Teatro Mariinskiy de “Fémaro de Fígaro”, después de aquel día no bajo más del escenario. Según Radio Svoboda, nunca se graduó.

Para 1995, Netrebko comenzó a cantar en el extranjero; durante los siguientes años cantó en Finlandia, Alemania, Francia, Israel, Países Bajos, Italia, Japón, Turquía y finalmente el 23 de abril de 1998, se presentó en uno de los escenarios más reconocidos de la ópera, Metropolitan Opera House de Nueva York. Comenzó su consagración y hoy está reconocida como una de las sopranos más influyentes del planeta.

Ha interpretado una gran variedad de personajes y por ellos ha recibido numerosos premios en concursos internacionales. En 2005, Netrebko recibió el Premio Estatal de la Federación de Rusia en Ciencia, Tecnología, Arte y Cultura, uno de los reconocimientos más prestigiado para los artistas.

En 2007, ingresó en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time. Es una de las artistas más populares de Rusia. Actualmente, Anna Netrebko vive en Viena, Está casada con el barítono uruguayo Erwin Schrott.


domingo, 22 de abril de 2018

Creador de "Lolita" (22 de abril de 1899)


“Por entonces yo estaba en un estado de excitación que lindaba con la locura; pero al propio tiempo tenía la astucia de un loco.”
- Vladimir Nabokov  
Por Gabriel Macías Nito 
La palabra Lolita ha entrado en uso común de varios idiomas para describir a una niña sexualmente precoz. La novela que lleva el nombre “Lolita”, fue la base de las películas homónimas de Stanley Kubrick, 1962 y Adrian Lyne, 1997. Lolita, la palabra, las películas y sin duda, la novela se han convertido en uno de los temas más perturbadores y cautivadores de la literatura, podría decirse que es un tema clásico, pero a la vez prohibido.

El autor de esta controvertida novela es Vladimir Nabokov, publicada en 1955. Narrada en primera persona y donde un hombre mayor muestra la obsesión sexual de su narrador Humbert Humbert por niñas, a las que llama ninfas. Más allá del deseo o del amor, rodeado de obsesión y dolor, el protagonista hace público su “pecado” de amar y desear a una adolescente.

Vladímir Vladímirovich Nabókov, nació el 22 de abril de 1899 en San Petersburgo, en el seno de una familia de la aristocracia. En 1919, durante la Revolución Rusa, la familia abandonó el país rumbo a Estados Unidos. En 1922, Vladímir se graduó en la Universidad de Cambridge con la máxima calificación, durante su juventud fue “habitante de mundo” hasta que se estableció nuevamente en Estados Unidos y se nacionalizó norteamericano en 1940.

Comenzó a escribir para los diarios de los emigrantes rusos en Berlín, bajo el seudónimo de Vladimir Sirin. Su novela sobre ajedrez, “La defensa de Lŭzin” (1930), fue la que le puso en el mapa de la literatura y se le reconoció como uno de los principales valores de la joven generación de escritores emigrados de Rusia.

Su primera novela en inglés, Barra siniestra, se publicó en 1947. Su fama literaria fue discreta hasta la publicación en París de Lolita (1955), obra que supuso su consagración como escritor.

Nabokov es famoso por sus argumentos complejos, inteligentes juegos de palabras y temas que siempre resultan difíciles de abordar. Pero sobre todo, y aunque la mayor parte de su vida la vivió fuera de Rusia, siempre escribió de su país de origen. En sus novelas retrata eficazmente la añoranza que muchos vivieron tras la Revolución de 1917.

Era un estudioso de la literatura. Estuvo preocupado porque los escritores no se especializaran en el desarrollo de historias y personajes, sino en desarrollar una estructura estética sólida. A pesar de ser ruso, gran parte de su obra la escribió en inglés. Sin embargo, todo esto no fue suficiente para que la Academia sueca le otorgara el Premio Nobel. 

Siempre se esperó su nombramiento, nunca se sabrá porque no lo ganó; motivos extraliterarios, políticos, morales o sociales.

Está considerado como una de las principales figuras de la literatura universal del siglo XX.

Abren centro espiritual (21 de abril de 1946)


“Si olvidamos a nuestros hermanos, no esperemos que Dios se acuerde de nosotros.”
- Acatisto a S. Parascheva  –
Por Gabriel Macías Nito
El monasterio de la Trinidad y San Sergio, ubicado en Sérguiev Posad, es uno de los más  importantes monasterios rusos. Es el mayor centro espiritual y actividades destinadas a la educación y publicación de la iglesia ortodoxa rusa. Actualmente alberga a unos 300 monjes. La Unesco, lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1993.

Su fundación se atribuye a Sergio de Rádonezh uno de los personajes intelectuales y religiosos más determinantes del pueblo ruso. Fue el más importante reformador monástico de la Rusia medieval con quien el ideal cultural de la Rus sagrada pudo definirse y consolidarse. San Sergio vivió y fundó el monasterio a mediados del siglo XIV.

Tras ejercer una importante labor en la vida espiritual del pueblo ruso durante casi seis siglos, el monasterio fue clausurado y sus actividades suspendidas tras la revolución rusa el 20 de abril de 1920, año del decreto del Consejo de Comisarios del Pueblo que establecía la separación de iglesia y estado, además de declarar a la URSS como un estado ateo.

Todos los monasterios de la nueva Unión Soviética, fueron entonces controlados por los bolcheviques, y el monasterio de la Trinidad y San Sergio, entró en una carrera legal para que se le permitiera realizar actividades y conservar los cientos de años de acervo cultural y espiritual de su interior.

Tras casi dos décadas de argumentaciones legales, el 21 de abril de 1946, el monasterio, fue devuelto al Patriarcado ruso y reabierto.
Esto sucedió después de la tolerancia temporal que Stalin dio a la iglesia en los años de la Segunda Guerra Mundial, la vida del monasterio revivió, y las santas reliquias de San Sergio regresaron a casa.

El primer servicio después de la reapertura se realizó en la noche de Pascua de aquel 21 de abril de 1946, aunque todavía faltaban casi cuarenta años para una total libertad religiosa en la URSS, la gente sabía que gran parte de esa historia ortodoxa estaba a salvo.

viernes, 20 de abril de 2018

Sentencia postergada (20 de abril de 1987)


“El mal une a los hombres.”
-Aristóteles –
Por Gabriel Macías Nito
Karl Linnas fue un estonio condenado a la pena capital durante los juicios por el Holocausto en Estonia soviética en 1961-1962. Fue juzgado in absentia y sentenciado a muerte por un tribunal soviético en 1962 por cargos durante la ocupación alemana, entre 1941 y 1943.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Linnas, fue comandante de un campo de concentración nazi en Tartu, Estonia y personalmente disparó a civiles inocentes: hombres, mujeres y niños. Como jefe del campo de concentración y miembro de “Omakaitse” (o Home Guard), fue hallado culpable de supervisar la ejecución de aproximadamente 12,000 civiles.

Cuando al finalizar la Guerra, los ejércitos soviéticos expulsaron a los alemanes fuera de Estonia, Linnas fue capturado, se le confinó a los campos de militares desplazados en Alemania y mientras se decidía el futuro de los militares, Linnas logró escapar a los Estados Unidos en 1951.

En tierras norteamericanas, “trabajó como profesor en una escuela en Long Island, Nueva York”. En 1963, Rusia hizo una solicitud formal para su extradición, pero la solicitud fue rechazada ya que las dos naciones no tenían un tratado de extradición. 

Al iniciar los años ochenta, se formó una oficina de investigaciones en los Estados Unidos, el caso se reabrió y comenzó nuevamente el juicio a Linnas, ahora llevado a cabo por los norteamericanos.

Un testigo, prisionero en el campo de Tartu, durante la reapertura del juicio a Linnas en Estados Unidos, confirmó que una ocasión ayudando a una niña a subir a un autobús que llevaba a un grupo de personas a una zanja de ejecución le vio.

Entre muchas otras pruebas, el tribunal decidió que las pruebas contra Linnas eran irrefutables de que él era un asesino en masa. Fue confirmada la condena que se le había aplicado años atrás y se decidió su traslado a la URSS a donde llegó en 20 de abril de 1987.

Tenía 67 años, ciudadanía estadounidense y estaba gravemente enfermo, meses después de llegar a la Unión Soviética, murió de un paro cardíaco en un hospital soviético el 2 de julio de 1987.


María Sharapova (19 de abril de 1987)


“La persona que mis amigos conocen es mucho más discreta que la persona que todos los demás ven. No necesito muchas cosas. Soy muy feliz de haber jugado duro e intentar ganar Grand Slams. Quiero que se me recuerde como jugadora y que mi tenis hable por todo.”
-María Sharapova –
Por Gabriel Macías Nito 
Maria es hoy una superestrella que gana millones de dólares desempeñándose como modelo, su imagen aparece en comerciales y portadas de revistas tanto de modas como de deportes. En su momento llegó a estar considerada por Forbes como la tercera persona en la lista de los atletas más ricos. Es la imagen de muchas marcas, tales como; Sony Ericsson o Land Rover.

Se ve a sí misma de manera diferente como toda la gente la ve en el mundo del glamour. En comparación con su compañera, la bomba rubia rusa Anna Kournikova, María mantiene un perfil más tranquilo entre las celebridades, Maria es más popular por sus habilidades para el tenis que por sus amores.

María Yúrievna Sharápova nació el 19 de abril de 1987 en la pequeña ciudad de Nyagan en el oeste de Siberia. Ahí desarrolló un amor temprano por el tenis y comenzó a jugar a la edad de cuatro años. Después de mudarse con sus padres, Yury y Yelena, a la ciudad de Sochi en el Mar Negro, fue su padre quien rápidamente reconoció el talento de María y alentó a su hija.

Ganadora de los cuatro abiertos del Grand Slam, Australia en 2008, Roland Garros en 2012 y 2014, Wimbledon en 2004 y Estados Unidos en 2006. En su mejor momento, ocupo el número 1 de la clasificación de la WTA durante 21 semanas. Y en 2012 se colgó la medalla de plata en los juegos olímpicos de Londres.

Considerada una de las mejores jugadoras de su época, habiendo conseguido el Silver Slam, los cuatro torneos de Grand Slam pero en años diferentes.  Fue una de las más jóvenes en ganar Wimbledon, tenía 17 años de edad, primero deslumbro con su rubia belleza, pero más maravillado dejó al público británico cuando en aquella final de 2004 derrotó a la imbatible Serena Williams.

Hoy un ícono del tenis y de la moda, maravilló con su juego y en la actualidad maravilla con su belleza.


miércoles, 18 de abril de 2018

Nikita visita Inglaterra (18 de abril de 1956)


“No te gusta el comunismo. No nos gusta el capitalismo. Solo hay una salida: la coexistencia pacífica”
-Nikita Kruschev –
Por Gabriel Macías Nito
Nació el 17 de abril de 1894, en Kalinovka, tras servir en el ejército zarista en la I Guerra Mundial y de participar en la Revolución Rusa, se unió a los bolcheviques y entró en el Ejército Rojo en 1918 participando en la Revolución. Ya involucrado en la carrera política, avanzó rápidamente en el partido, convirtiéndose en miembro del Comité Central en 1934.

En 1938 fue destinado a Ucrania como primer secretario del PCUS en Ucrania y fue miembro provisional del Politburó del PCUS; se convirtió en miembro pleno en 1939 y también fue destinado al Presidium del Soviet Supremo. Desde estos cargos participó en las purgas estalinistas.

Nikita Serguéievich Kruschev, político soviético, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) desde 1953 hasta 1964, y jefe de gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (1958-1964).
Al día siguiente de su cumpleaños, el 18 de abril de 1956, Nikita Khrushchev comenzó su visita oficial a Gran Bretaña. Los discursos de Nikita, abrían la posibilidad de la paz entre las naciones con sistemas comunistas y capitalistas.

Aquella visita de conoció como “El descongelamiento de Khrushchev”, era el período posterior a los terribles años de  Stalin en 1953. Khrushchev, dio a conocer lo que sería la el programa de derrumbar el mito de Stalin a quien denunció y criticó duramente. El mundo occidental quedó verdaderamente sorprendido con lo que escuchaba del nuevo líder soviético.

La visita de Khrushchev a Gran Bretaña fue el punto de partida de una de muchas que realizó al extranjero para mejorar las relaciones soviéticas con el resto de Europa, América y Asia. Reabrió las relaciones diplomáticas con Yugoslavia, cuyo líder había roto con Stalin, y reconoció la neutralidad permanente de Austria.

Sin embargo, la postura de “descongelamiento” no duró mucho. Las reformas y políticas de Jrushchov a veces estuvieron marcadas por el conflicto con Occidente; la tensión se profundizó con la construcción del Muro de Berlín alrededor de Berlín Occidental en 1961 y llegó a un punto crítico con la Crisis de los Misiles Cubanos al año siguiente.

Este tenso incidente, que vio a las dos superpotencias aparentemente al borde de la guerra nuclear, eventualmente llevó a la caída de Khrushchev y fue despedido como el líder soviético en 1964 cuando Leonid Brezhnev llegó al poder.



martes, 17 de abril de 2018

Tesoros de Troya en Moscú (17 de abril de 1996)


“Los hombres nos cazarán, los dioses nos maldecirán, pero yo te amaré.”
- Paris -
Por Gabriel Macías Nito
La leyenda Troya, fue una de las ciudades más famosas debido a su heroica defensa y el rapto de la bella Helena. El legendario fundador de la ciudad fue Ilus, hijo de Tros, de quien se deriva el nombre de Troya. El hijo y sucesor de Ilus fue Laomedón, que fue asesinado por el héroe Hércules, cuando éste capturó la ciudad. Durante el reinado del hijo de Laomedón, Príamo, tuvo lugar la conocida guerra de Troya, que provocó la captura y destrucción de la ciudad.

Troya que aparece en los poemas épicos de Homero, y se consideró durante largo tiempo que era sólo legendaria, pero en 1870 el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann inició las excavaciones que desenterraron la ciudad y una deslumbrante cantidad de accesorios formados de diademas de oro y plata, pulseras, aretes, colgantes, anillos, platos, copas, botones, tazas y frascos de perfume fueron encontrados formando la famosa colección “Tesoros de Troya”.

El 17 de abril de 1996, esta, una de las más sensacionales colecciones de arte fue exhibida en el Museo de Bellas Artes Pushkin en Moscú. Un total de 259 artículos, la muestra cautivó al público con su meticuloso trabajo artesanal y la sofisticada habilidad de un mundo heleno haciendo de esta muestra una de las más concurridas en la Rusia contemporánea.

Durante los años de la Guerra Fría, el gobierno de la Unión Soviética negó cualquier posesión o conocimiento sobre los “Tesoro de Troya. Sin embargo, en 1993, el Museo Pushkin de Moscú aceptó que tenía bajo su resguardo dicha colección.

Aunque se organizó en un tratado con Alemania en junio de 2004, fue bloqueada por la administración del Museo Pushkin. Irina Antonova, la directora del Museo Pushkin desde 1961, dijo: "En mi opinión, tenemos todo el derecho a poseer los objetos. Rusia ha sufrido pérdidas más significativas durante la guerra. Además, no solo adquirimos las exhibiciones de trofeos, sino que también las rescatamos, preservamos y restauramos".

Desde que se descubrió el tesoro, nunca ha dejado de ser la manzana de la discordia de muchos países. Varios expertos alemanes expresaron su descontento por la apertura de la exposición en Rusia, ya que violó los acuerdos alemanes y rusos previos sobre la colaboración de sus esfuerzos en este evento y se negó a agregar la parte alemana de la colección, que era significativamente más rica. Turquía también hace una reclamación, ya que Schliemann originalmente tomó el tesoro de su tierra sin permisos de exportación legales. Para hacer el asunto aún más complejo, Grecia también reclama, ya que era, después de todo, el tesoro griego antiguo.

Lo interesante de dicha exposición, a la par de la extraordinaria y evidente riqueza, es que miles de años después de aquella legendaria batalla, Troya sigue provocando la envidia del mundo. Cuando finalizaba el siglo XX, el que Rusia presentara al público esta colección evidenciaba que, la batalla, hasta este momento fue ganada por los rusos.


lunes, 16 de abril de 2018

Inicia Operación Berlín (16 de abril de 1945)


“En esta guerra los ingleses ponen el tiempo, los americanos el dinero y nosotros la sangre”
- Joseph Stalin -
Por Gabriel Macías Nito
La última y débil esperanza de Hitler, tras meses de asedio en los dos frentes, fue alentada brevemente por el fallecimiento del presidente estadounidense Roosevelt. Creyó que esto provocaría un conflicto entre las potencias occidentales y la URSS, las debilitaría y los alemanes podrían recuperarse. Sin embargo fue todo lo contrario.

El definitivo avance soviético hacia Berlín comenzó el 16 de abril. En lo que se conoce como “Operación Berlín”. El Ejército Rojo había entrado a territorio alemán cuatro días antes y avanzó a gran velocidad hacia la capital del Tercer Reich, se detuvo  temporalmente a sesenta kilómetros de Berlín.

Estos últimos días de la guerra están narrados en la serie épica “Liberación”. Cinco películas realizadas conjuntamente por varios países entre 1968 y 1972. El guion es de Yuri Bondarev y Oscar Kurganov y la dirección de Yuri Ozerov.  La quinta película se titula “La última tormenta”. Es el final de la epopeya, habla de los últimos días de la guerra. Tuvo una audiencia inusitada, ya que se mostró en la Televisión Central de la URSS.

Cuando aquel 16 de abril de 1945 comenzó ofensiva, dos frentes soviéticos atacaron Berlín. Por su parte, un ejército norteamericano tomó Nuremberg el 20 de abril. Cuatro días después los soviéticos cerraron el cerco sobre Berlín.

La operación ofensiva estratégica de Berlín fue una de las últimas operaciones estratégicas de las tropas soviéticas en el frente oriental, determinante la toma definitiva de la ciudad y el final de la Segunda Guerra Mundial. Con la ocupación de Berlín se logró la rendición incondicional de Alemania.

La operación duró 23 días, del 16 de abril al 8 de mayo de 1945, es, junto con la Batalla de Stalingrado, una de las batallas más grandes de la historia de la humanidad. Participaron cerca de tres millones y medio de soldados y se emplearon más de 50.000 armas de fuego y 10.000 tanques.

Mientras todo esto ocurría, Hitler decidió esperar el desenlace final en Berlín, dentro de su bunker, desde donde creía aún podía manipular a los escasos combatientes alemanes que quedaban. La mayor parte de sus colaboradores políticos y militares abandonaron la capital para dirigirse hacia el norte y sur de Alemania, seguramente para no estar al alcance de los soviéticos.

Hitler se suicidó en su búnker de Berlín el 30 de abril. Su último acto oficial importante fue nombrar al almirante Karl Dönitz como sucesor suyo en la jefatura del Estado.

domingo, 15 de abril de 2018

Alla Pugacheva (abril 15 1949)


“Robot, veo tus ojos como en hielo
Me da miedo mostrarme de una manera impredecible.
¿Es posible que en dos mil uno, en el primer año del siglo XXI
serán reemplazados los corazones por transistores?”
- Alla Pugacheva -
Por Gabriel Macías Nito
Cada  frase pronunciada por Pugacheva cuando aparece en público se vuelve tan popular como sus canciones. Siempre es seguida por hordas de periodistas, y cualquier reportero insultado por ella se siente como un cortesano abofeteado por una reina. Todo es parte de la imagen de la zarina del pop ruso, la única estrella soviética que sobrevivió el paso de la URSS a Rusia como una brillante estrella.

Sus canciones fueron criticadas por su vulgaridad, sentimentalismo y erotismo. Esa autenticidad fue lo que le dio la popularidad. Colaboró con los mejores compositores y cantantes de la Unión Soviética, y también interpretó poesía de la poetas prohibidos, todo le está permitido.

La primera canción de Alla Pugacheva, “The Robot”, llegó a los oídos de los soviéticos por medio de las ondas de la radio estatal en 1965 y se convirtió en un éxito rotundo instantáneo. Aquel año, cuando aún estaba en secundaria, dejó la escuela. Sus padres le habían procurado la mejor educación musical posible, Alla estaba lista para convertirse en una gran estrella.

El 15 de abril, la artista más influyente de la Unión Soviética y de Rusia celebra su cumpleaños, Nació en Moscú, URSS. Una mujer que ha cantado toda su vida, dominó la escena de la música pop desde mediados de los 70, ganó ininterrumpidamente el título de mejor cantante hasta 1990. Sobrevivió la complicada transición de su país. Cada año, el país felicita a la Diva.

Pugachova es parte de la historia soviética y de Rusia. La única persona que da continuidad e identidad tanto a quien aún se siente soviético o ruso. Hoy es un icónico ruso, es la cantante soviética más exitosa, en ventas y popularidad.

Tras la caída de la URSS su popularidad no decayó, obtuvo el sobrenombre de “diva emblema” de la Federación Rusa. Alla es la bisagra que une la historia en Rusia.


En 2009 obtuvo la Orden del Mérito por la Patria de III clase, una de las más altas condecoraciones a civiles en su país. Presenta ventas mundiales superiores a 250 millones de discos, ha trabajado en cine y teatro y actualmente sigue en activo y sigue siendo la persona más influyente en la vida cultural y social.

sábado, 14 de abril de 2018

Un campeón de la vida (14 de abril de 1942)



“La primera vez que salté, me llené de una alegría inexpresable”
- Valery Brumel -
Por Gabriel Macías Nito
A los 12 años era un muchacho delgado, de piernas largas y sin valor. Ridiculizado por sus compañeros de clase, con los que incluso llegó a los golpes, en realidad él solo recibía los golpes. 


Un día, cuando llegó a su casa, se desvaneció deliberadamente frente a la puerta, tratando incluso de créelo para sí que aquel golpe le había roto la cara.

Sumido en el dolor adolescente, Valery encontró, la autoestima, la dignidad, la rabia, el odio, e incluso la vanidad. Fue esto lo que le dio la fuerza para comenzar a demostrar que era todo lo contrario a lo que sus compañeros, e incluso su familia pensaba de él.

Comenzó entonces a entrenar, fue a través de la gimnasia, donde se hizo físicamente fuerte, y por la que Valery llegó a la sección de atletismo, sus entrenadores tardaron en comprender el diamante sin pulir que estaba en sus manos. Finalmente, le reconocieron sus dotes atléticas y en 1959 ingresó en el Instituto de Jarkov de Educación Física. 

Tenía 17 años y para creer en sí mismo, antes de ir al Instituto, Valery golpeó a aquel chico de su escuela. Después de aquel evento, entendió que la venganza era banal y que no sería esa la razón para buscar la victoria.
Se trasladó al prestigiado Instituto de Educación física en Lviv, y encontró en el salto de altura su mejor habilidad, poco a poco fue añadiendo una docena de centímetros a su registro personal ante la atenta mirada de sus entrenadores. Muy pronto recibió una llamada a Moscú: le convocaban al campeonato invernal de la URSS donde realizó una destacada competencia.

Apenas comenzaba 1960, y el entrenador del equipo nacional de salto de altura de la URSS, incluyó a Valery Brumel como miembro del equipo nacional para los Juegos Olímpicos de 1960 en Roma, obtuvo la medalla de plata. Continuó compitiendo, estableció su primer récord mundial en enero de 1961.

En 1963 obtiene el título como mejor deportista del año en el mundo y en agosto de 1964, en la justa olímpica de Tokio subió a lo más alto del podio, obtuvo la medalla de oro marcando un record de altura, 2.18 metros. No es exagerado decir que, tras la victoria en tierras japonesas, solo Yuri Gagarin le hacía sombra en popularidad. Continuó dominando las pruebas de salto de altura hasta 1965, donde no perdió ninguna competición.

El 3 de octubre de 1965 la exitosa carrera deportiva de Valery truncó trágicamente al sufrir un brutal accidente de motocicleta que le produjo graves lesiones, destrozándole prácticamente una pierna la cual estuvieron a punto de amputarle. Tras el accidente tuvo que someterse a numerosas operaciones quirúrgicas, su vida estuvo en peligro y finalmente se recuperó, aunque nunca volvió a su nivel competitivo anterior. Pese a ello, siguió intentando volver a la cima, en 1970 saltó 2,06 m.

La historia de superación de aquel deportista soviético, le elevó a la categoría de mito del deporte, se convirtió en leyenda e ídolo de millones alrededor del mundo. Escribió numerosos libros sobre superación. El tres veces reconocido como el mejor atleta del planeta. “El niño de Ucrania” como le llamaban logró no solo establecer récords mundiales en seis ocasiones, ganar los Juegos Olímpicos, pero su victoria más importante fue superar todos los obstáculos que la vida puso ante él. Su espíritu de superación hace que Valery Brumel sea recordado como uno de los mejores ejemplos para el deporte y de amor a la vida.

Valeri Nikoláievich Brúmel nació el 14 de abril de 1942. Falleció el 26 de enero de 2003, a los 60 años de edad, víctima de una grave enfermedad, la cual vivió y soporto con dignidad. Está enterrado en el cementerio Novodévichi, el más famoso de la capital rusa, reservado a las más destacadas personalidades.


viernes, 13 de abril de 2018

El ajedrecista político (13 de abril de 1963)


“Lo que nos suceda en el futuro no depende sólo del pasado, sino de hasta qué punto lo comprendamos”
-Garry Kasparov-
Por Gabriel Macías Nito
En 1975, cuando Kasparov tenía solo doce años, participó en la exhibición simultánea de ajedrez organizada por el Palacio de los Pioneros. Garry jugó con el entonces Campeón Mundial de Ajedrez Anatoly Karpov y logró sacar un empate, pero a la última bocanada se equivocó y perdió. Dentro del mismo torneo, Kasparov jugó con Victor Korchnoy y prácticamente forzó al gran maestro a empatar el marcador.

Garry Kimovich Kasparov, es un gran maestro de ajedrez ruso, ex campeón mundial, escritor y activista político. Es considerado por muchos como el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos. Nació en Bakú, en Azerbaiyán, el 13 de abril de 1963.

Pasaron los años y en 1984 jugó por el título mundial contra el vigente campeón, Anatoli Kárpov. Su primer encuentro fue interrumpido por Florencio Campomanes, presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), después de haber jugado durante seis meses sin decidirse el resultado, pero con Kaspárov en posición de ventaja. El enfrentamiento se repitió en 1985, con victoria final de Kaspárov, que pasó a ser campeón mundial.

En 1997, en lo que se consideró la lucha entre “el hombre y la máquina” Kaspárov resultó vencido por la computadora Deep Blue. Retuvo su título mundial hasta 2000, año en que lo perdió ante su compatriota Vladímir Kramnik. En 2005, después de haber obtenido en España su noveno triunfo en el prestigioso Torneo de Linares, anunció su retirada, comunicando que, a partir de ese momento, se dedicaría a la política, realizando oposición al gobierno ruso de Vladímir Putin.

En septiembre de 2007 contendió a las elecciones y fue vencido, meses después, Kasparov y otros manifestantes fueron detenidos por la policía en una concentración del partido “Otra Rusia” en Moscú. A partir de entonces, el ex ajedrecista comenzó a jugar en la oposición creando el movimiento político de oposición Solidaridad.

Fue arrestado en 2012 mientras realizaba una protesta. Su arresto causó consternación en varias organizaciones de derechos humanos y algunos países en occidente. Kaspárov fue liberado horas después. Desde junio de 2013 Garry Kasparov salió de Rusia y no ha vuelto. En 2014 obtuvo la nacionalidad croata.


jueves, 12 de abril de 2018

Día de la cosmonáutica (12 de abril de 1961)


“«¿VIENES DEL ESPACIO EXTERIOR?», preguntó la anciana. «Ciertamente, sí. Pero no se alarme, soy soviético»"”
 - Yuri Gagarin-
Por Gabriel Macías Nito 
La nave espacial “Vostok-1” consistía en una pequeña cápsula esférica colocada encima de un módulo de instrumentos. El cohete de propulsión alcanzaba los 35 metros de altura, era un sistema del motor de tres etapas. Amarrado a un asiento eyectable iba Yuri Gagarin. La nave fue operada automáticamente, debido a la incertidumbre de cómo reaccionaría el cuerpo humano, tanto física como mentalmente ante unas condiciones completamente desconocidas.

La nave y Gagarin realizaron una sola órbita alrededor de la Tierra a una altitud de 300 metros, en 1 hora y 48 minutos. La Unión Soviética lo había logrado, demostraba que un ser humano podría sobrevivir en el espacio e incluso realizar tareas útiles.

Fue el 12 de abril de 1961, día en el que Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en volar al espacio. Para recordar y conmemorar aquel día, al año siguiente, el Presidium del Soviet Supremo decretó la celebración del Día de la Cosmonáutica, y evidentemente se eligió el día que el hombre salió al espacio.

Originalmente, no se planeó una pomposa recepción para el para el regreso de Gagarin a Moscú. El cosmonauta había aterrizado en la ciudad de Engels, muy alejado de la capital, en una zona que no se había planeado, de ahí fue transportado a Samara y, aunque se habían tomado todas las medidas para hacer la llegada lo más discreta posible, cuando el avión aterrizó, había cientos de personas esperando a su héroe, junto con el autoridades.

Al conocer aquellos detalles, el líder Nikita Jruschov decidió a hacer de aquel evento algo  espectacular y se convirtió en la gran fiesta de la cosmonáutica soviética. Se organizó una  multitudinaria recepción, la gente vitoreaba a Yuri. Iba de pie en un convertible abierto y saludaba a sus compatriotas que, exaltados gritaban su nombre, YURI-YURI. Khrushchev le otorgó el título de Héroe de la Unión Soviética. Aquel año, casi todos los bebés recién nacidos en la Unión Soviética se llamaron Yuri.   

Al año siguiente, el Presidium del Soviet Supremo de la URSS decretó el 12 de abril como día de fiesta. La conmemoración fue sugerida por el segundo cosmonauta soviético Gherman Titov, quien hizo ver al Comité Central lo importante que era dejar marcado para la historia aquel día.

Tan significativa fue para el mundo aquella hazaña, que es el mismo día en el que se celebra el Día Mundial de la Aviación y la Cosmonáutica. La decisión se tomó en la 61ª Conferencia General de la Federación Aeronáutica Internacional, celebrada en noviembre de 1968.

Exactamente veinte años después del primer vuelo espacial tripulado, el 12 de abril de 1981, se lanzó el primer vuelo tripulado bajo el programa estadounidense Space Shuttle. En 2011, en la reunión plenaria especial de la Asamblea General de la ONU, se proclamó oficialmente el 12 de abril el Día Internacional del Vuelo Espacial del Hombre.